martes, 8 de abril de 2014

Macarons: receta básica

Macarons: receta básica

He tardado en subier la, pero aquí tenéis la entrada de los macarons, la receta básica para que podáis hacer las variantes que queráis.

A muchos os da respeto esta receta, o miedo, o pánico con sólo escuchar la palabra macaron, pero con esta receta, si seguís los pasos que os indico, os van a salir seguro. 

Ingredientes: (unos 25 macarons)
  • 110 gr de harina de almendras
  • 220 gr de azúcar glas
  • 110 gr de claras de huevo envejecidas
  • 30 g de azúcar
  • colorante en gel
*Harina de almendras o almendra molida.
*Azúcar glas o icing sugar, no sirve azúcar molido.
*Claras de huevo: deben pasar al menos una noche a temperatura ambiente tapadas con papel film.
*Colorante en gel: opcional

Tamizamos la harina de almendras junto con el azúcar glas, repitiendo el proceso tres o cuatro veces. Reservamos.
Con la batidora de varillas batimos las claras envejecidas a velocidad máxima. Cuando empiecen a espumar, añadimos los 30 g de azúcar.
Seguimos batiendo a velocidad máxima.


Cuando estén a punto de montarse las claras le añadiremos el colorante en gel, ten en cuenta que el color baja un poquito al hornear. Seguimos batiendo hasta que las claras estén montadas, lo sabremos porque se quedan dentro de las varillas y se forman unos piquitos al batir.


Ahora pasamos a uno de los puntos más importantes de nuestros macarons: el macaronage. Si no hacemos bien este paso podemos estropear nuestros macarons.

En el mismo bol donde hemos batido las claras añadimos la mitad de la mezcla de las almendras + azúcar glas y mezclamos con una espátula grande. Integramos con movimientos envolventes (muy importante), veréis que las claras empezarán a bajarse, no os preocupéis.

Cuando esté integrado (no hace falta que esté totalmente integrado), añadimos la otra mitad y seguimos con nuestra mezcla.

Ahora es cuando debemos tener muchísimo cuidado, no nos debemos pasar de mezclado pero tampoco quedarnos cortos. Si al coger un poco de mezcla con la espátula cae como si formara una cinta, entonces está perfecto. A este proceso le llamamos punto de cinta. Siempre es mejor quedarse un poco cortos que pasarse al mezclar. Si nos pasamos, la mezcla quedará demasiado líquida y no saldrán nuestros macarons.


Metemos la mezcla en una manga pastelera, cortamos la punta y formamos los macarons encima de un tapete especial para macarons (nos ayudará a que todos tengan el mismo tamaño) o encima de papel para horno encima de la misma bandeja. Es importante que tengan todos el mismo tamaño.

Trabajaremos la manga poniéndola perpendicular a la superficie de trabajo. Sin moverla, presionamos hasta que se forme un botón más pequeño que el diámetro que queremos que queden nuestros macarons, ya que la mezcla luego se expande.

Cuando ya los tenemos le damos unos golpes por la parte de abajo de la bandeja para que las burbujas salgan a la superficie.

Dejaremos secar a temperatura ambiente hasta que la capa de arriba quede seca y lisa. El tiempo depende de la humedad del ambiente y el calor que haga. Por ejemplo, aquí en Barcelona (al haber tanta humedad) me han tardado en secar 2 horas y media. Pero puede variar desde los 20 minutos hasta las 3 horas incluso. Ves probando.

Una vez veamos que la superficie de nuestros macarons esté seca, precalentamos el horno a 150º. Una vez el horno está caliente, los metemos en el horno a media altura con calor arriba y abajo y horneamos unos 13 minutos. Pero CUIDADO!! deberás controlando el tiempo, cada horno es un mundo.

A mitad de horneado abrimos la puerta del horno para dejar salir el vapor. 

Si vemos que se nos tuestan por la parte de arriba debemos bajar un poco la temperatura.

Los macarons deben formar el famoso pie (es la parte esponjosa, que sube durante el horneado y no debe bajar).

Los macarons estarán listos cuando la superficie esté endurecida y la base pueda despegarse del tapete.

Dejamos dejar enfriar fuera del horno en la misma bandeja y no los quitaremos del tapete hasta que no estén completamente fríos.

Podemos rellenarlos con infinidad de cremas, mermeladas, cremas de frutas, buttercream, ganaché... lo que más os apetezca.


Yo los rellene de buttercream de mandarina, una delicia!!


Los macarons deben tener un interior esponjoso, el pie debe ser rugoso y estar bien formado. La concha o coquille (la superficie) debe ser lisa y tener un aspecto satinado.


Pruébalos!!!

Te invito el próximo Jueves 10 de Abril a la demostración gratuita de cómo hacer rosas en pasta de azúcar que tenemos en la tienda y además a degustar nuestros cupcakes red velvet!!
Habrá dos turnos para que vengas al que tú quieras:
  • de 17'00 a 18'30 h.
  • de 18'30 a 20'00 h.
Os esperamos!!

Lo compartes??

miércoles, 2 de abril de 2014

Tarta de cabello de ángel, arándanos y frutos secos


Pintaza!!

Es una tarta muy sencilla de hacer... pero que está de muerte!!


Mientras se horneaba el bizcocho, el olor que desprendía era muy parecido al bizcocho que nos hacía mi madre algunas veces. Un olor a bizcocho super jugoso con nueces. Nos encantaba. No duraba ni 2 días en la cocina. Qué rico!!

La verdad es que hecho mucho de menos esos olores en la cocina de mi madre. No solo en los dulces, sino en la comida en general. Era un olor muy característico y que nunca más he vuelto a oler.

Por eso mientras se horneaba el bizcocho de esta tarta y cerraba los ojos, me hacía viajar en el tiempo y volver a estar en la cocina con mi madre, esperando al lado de la puerta del horno a que sacara ese bizcocho, mientras mi hermana rebañaba el bol donde lo había preparado. Cuando lo sacaba era... era... un placer indescriptible. Recuerdo que no dábamos tiempo a que se enfriara ni un momento. Nos poníamos a su lado dando brincos y pidiendo un cachito. Incluso caliente nos daba un trocito para que nos calláramos y siempre nos decía "os va a doler la barriga, está muy caliente todavía", pero daba igual, hasta quemándonos nos lo comíamos.

Y no es que este bizcocho sea cómo el que ella hacía, pero el olor a bizcocho con nueces me recordó a esos momentos.


Y ahora sí que os dejo la receta:

Ingredientes:
Para el bizcocho:
  • 150 gr. de azúcar moreno
  • 140 ml. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 huevos
  • 250 gr. de harina
  • 2 cucharaditas de levadura química (Royal)
  • 150 ml. de leche a temperatura ambiente
  • 1 cucharada de vainilla caramelizada en pasta
  • 30 gr. de arándanos desecados
  • 30 gr. de nueces
Para la decoración:
  • 1 lata de cabello de ángel (Mercadona)
  • 25 gramos de arándanos desecados 
  • 25 gr. de nueves
  • 25 gr. de cacahuetes caramelizados

Mezclamos el azúcar moreno con la mantequilla.
Añadimos los huevos uno a uno.
Tamizamos la harina junto con la levadura y lo añadimos a la mezcla anterior poco a poco.
Añadimos a la leche la cucharada de vainilla caramelizada en pasta y mezclamos bien hasta que quede bien disuelta. Lo añadimos a la mezcla anterior hasta que nos quede una crema.
Añadimos los arándanos y las nueces y mezclamos.
Vertemos la masa en un molde de unos 20 cm y horneamos con el horno precalentado a 160º unos 25 minutos.
Una vez horneado lo dejamos enfriar sobre una rejilla enfriadora.

Una vez bien frío, entendemos el cabello de ángel por encima del bizcocho y después ponemos por encima los arándanos, las nueces y los cacahuetes caramelizados.


Si te ha gustado... ya sabes puedes compartirlo con tus contactos!!!

Y si quieres estar al día de todo... clicka AQUÍ y síguenos!!!

Printfriendly

Formulario para cursos

Nombre: *
Email: *
¿Qué curso te gustaría realizar? *
Si quieres que Imaginativa vaya a tu ciudad a realizar un curso, deja tu propuesta, y si podrías ser la anfitriona:
Deja tu propuesta y tu mensaje: *
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[Refresh Image] [What's This?]
Deja tu mensaje a Imaginativa

Nombre*
Email*
Tu mensaje para Imaginativa*
Image Verification
captchaPlease enter the text from the image:
[Refresh Image][What's This?]